El mes de noviembre se abrió con la festiva celebración de todos los santos y con el recuerdo de los difuntos. Sólo unos días más tarde los seminaristas asistieron a la celebración eucarística en la catedral que ponía fin al Año de la misericordia. Finalizando el mes, dábamos la bienvenida a un nuevo año litúrgico con el primer domingo de adviento. Ya en diciembre, el día de la Inmaculada asistieron los seminaristas a la catedral para participar en la misa presidida por el administrador diocesano, pero antes hicieron una visita a las Madres Carmelitas del convento de El Burgo de Osma. El 11 de diciembre se celebró, como es habitual, el concierto de Navidad en la capilla mayor del Seminario, al que concurrió mucha gente y que estuvo amenizado por la coral de san Esteban de Gormaz y por la Federico Olmeda de El Burgo. Los seminaristas regresaron a sus casas para pasar los días de navidad el día 23 pero la víspera, como también es costumbre, pasaron la tarde en la Casa de las Hermanitas de los ancianos desamparados de Osma donde acudieron a felicitar la navidad a las religiosas y a los abuelos y abuelas que allí viven.

 

Usamos cookies propias y de terceros para analizar y mejorar tu experiencia de navegación. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

CERRAR