Con la celebración del Miércoles de ceniza, el Seminario ha arrancado -unido a la Iglesia universal- su camino penitencial hasta llegar al gozo de la Pascua, en la confianza de la fidelidad del Señor que guarda siempre su Alianza.

Ayer, a las ocho de la tarde, el Rector del Centro, Gabriel-Ángel Rodríguez Millán, presidía la Santa Misa dentro de la cual los seminaristas menores recibieron la ceniza, con el deseo de una profunda conversión y de una renovación verdadera de la fe en Cristo y su Evangelio.

Con el Rector concelebraron el Formador, Rubén Tejedor Montón, y el Director espiritual, José Sala Pérez.

Usamos cookies propias y de terceros para analizar y mejorar tu experiencia de navegación. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies